X RADIO MONTECRISTI EN MUSICA Y NOTICIAS # 1

Muchos ganaron cientos de millones de dólares y lo perdieron todo

Santo Domingo.- El mundo del deporte puede traer grandes fortunas para los atletas más destacados en las principales ligas profesionales, pero en muchos casos cuando el dinero llega a raudales parece evaporarse de la misma forma.
Esta es una lista de 15 atletas millonarios y famosos que perdieron su fortuna y terminaron endeudados y declarándose en bancarrota.
Scottie Pippen.  (AP Photo/Mike Fisher)
Scottie Pippen. (AP Photo/Mike Fisher)
Scottie Pippen
La ex estrella de los Chicago Bulls y miembro del Salón de la Fama del Baloncesto, estuvo en los seis campeonatos de la NBA ganados por Chicago. Pippen también es la única persona en haber ganado un campeonato de la NBA y una medalla dorada olímpica en el mismo año.
Sin embargo, después de haber hecho una fortuna de 110 millones de dólares en una carrera de 17 años, la oficina de abogados que representaba al atleta perdió 27 millones de dólares de su dinero en inversiones sin éxito. Pippen demandó a sus abogados por 8 millones por no controlar bien su dinero, y ganó la demanda. No obstante, el jurado determinó que Scottie era muy responsable de este suceso, por lo que se le concedió sólo una cuarta parte de la recompensa que buscaba.
Luego en 2007, La Corte de Apelaciones de Missouri declaró que debía más de 5 millones en capital, intereses y honorarios de abogados, por una disputa relacionada a un avión corporativo que había comprado en el 2001. Pippen ahora trabaja con los Bulls y se ha recuperado poco a poco, pero ya sin los lujos de antes.
Mike Tyson junto al promotor Don King. (AP)
Mike Tyson junto al promotor Don King. (AP)
Mike Tyson
Durante su carrera como boxeador, Mike Tyson llegó a ganar entre 300 y 400 millones de dólares. Sin embargo, empezó a comprar mansiones, automóviles de lujo y tigres de bengala como mascotas, por lo que su fortuna se fue desapareciendo. Se declaró en quiebra en 2003, cuando vio que debía 13 millones de dólares en impuestos y nueve millones de su acuerdo de divorcio. Se dice que Tyson tenía menos de 700 dólares en su cuenta después de haberse declarado en bancarrota y deudas por 27 millones de dólares.
Ningún boxeador en la tierra era tan temido como “Iron Mike” Tyson, durante un tiempo. El potente golpeador ganó sus primeras 19 peleas profesionales por nocaut, algunas de las cuales se llevaron a cabo durante el primer round. Rápidamente se convirtió en el campeón mundial de peso pesado, pero en 1992 fue declarado culpable de asalto sexual, por lo que duró tres años en la cárcel. Sin embargo, cuando salió, nada lo pudo traer de vuelta a lo que era antes, y después de morder la oreja de Evander Holyfield durante una pelea en 1997, Tyson fue descalificado. Nunca volvió a ganar otro campeonato.
Lawrence Taylor
Considerado como uno de los mejores jugadores de la  NFL de todos los tiempos, el ex miembro de los New York Giants comenzó a ganar premios casi de inmediato tras haber firmado con el equipo en 1981, incluyendo tres premios de Jugador Defensivo del Año y un premio como Jugador Más Valioso del año 1986. También formó parte de la “Big Blue Wrecking Crew”, la defensa de los Gigantes que hizo posible sus victorias en el Super Bowl.
Lawrence Taylor recibe el trofeo de MVP en 1986. (AP)
Lawrence Taylor recibe el trofeo de MVP en 1986. (AP)
El futbolista esperó retirarse de la NFL en el 1993 para “vivir la vida”. El campeón empezó a beber en exceso, a comprar substancias ilegales y a retozar con las damas.
Además, fue declarado culpable de evasión de impuestos, y se declaró en bancarrota en 1998 para poder mantener un techo bajo su cabeza, ya que según el diario New York Daily News, debía un año entero en pagos hipotecarios de su casa. Sin embargo, esto no impidió que el año siguiente Lawrence Taylor haya sido exaltado al Salón de la Fama de la NFL.
Sus problemas legales no terminaron ahí. En 2010 enfrentó cargos de asalto sexual, por lo que fue condenado a seis años de libertad condicional. En el año 2011, se tuvo que registrar como delincuente sexual nivel uno.
Lenny Dykstra
El pelotero “All-Star” de los Mets de Nueva York y los Phillies de Filadelfia, nombrado “Nails” por sus seguidores y siempre fotografiado con un tabaco de masticar en su mandíbula, lideró la victoria de los Mets en la Serie Mundial de 1986. A pesar de su exitosa carrera y de haber generado una fortuna, Dykstra no supo cómo manejar su dinero después que se retiró.
Lenny Dykstra en 1993. (AP Photo/Doug Mills)
Lenny Dykstra en 1993. (AP Photo/Doug Mills)
Irónicamente, el pelotero decidió dedicarse a ser un gurú financiero después de retirarse, pero en 2009, estaba ya tan en quiebra que tuvo que vender su anillo de la Serie Mundial.
Después de 12 años de carrera dentro en las Grandes Ligas, el pelotero comenzó una compañía de jets que solo duró 10 meses, ya que la cantidad de activos (50 mil dólares) era menor que la de pasivos (50 millones de dólares), incluyendo dinero que le debía al Bank of America y al JPMorgan Chase.
Además de haberse declarado en bancarrota, el beisbolista cometió fraude del mismo. También se dice que vendió y destruyó muchos de sus activos, violando su acuerdo de bancarrota, lo que lo llevó a servir seis meses y medio de prisión en el 2012.
Marion Jones en el 2006. (AP Photo/Darron Cummings)
Marion Jones en el 2006. (AP Photo/Darron Cummings)
Marion Jones
La historia de esta corredora olímpica solía ser una de las historias más inspiradoras de las Olimpíadas del 2000 en Australia. La atleta se llevó de la competencia tres medallas de oro y dos medallas de bronce, lo cual fue un gran logro para una atleta femenina en ese entonces.
Sin embargo, fue después de que su ex esposo confesó que él la había visto inyectarse esteroides en su estómago durante los juegos, que las cosas para Jones se empezaron a poner difíciles. Después de negar estas alegaciones en corte durante años, la corredora confesó en 2007 que éstas eran ciertas, lo que llevó a las autoridades a despojarla de todas sus medallas y a condenarla a seis meses en prisión. Antes de eso, Jones ya ganaba más de 80 mil dólares por carrera, al igual que un millón por ser embajadora de marcas. No obstante, sus ganancias se fueron disminuyendo, a causa de gastos legales. Además de que su casa de 2.5 millones de dólares fue embargada, también tuvo que vender la casa de su madre.
Kenny Anderson
La estrella del baloncesto que ganó más de 60 millones de dólares en su carrera en la NBA, después de jugar para nueve equipos diferentes, se declaró en quiebra en 2005, después de que gastó todo su dinero comprando múltiples carros, propiedades en Beverly Hills, entre otras cosas.
Kenny Anderson cuando jugaba para los Celtics en el 2000. (AP Photo/William B. Plowman)
Kenny Anderson cuando jugaba para los Celtics en el 2000. (AP Photo/William B. Plowman)
Anderson se casó y se divorció tres veces, y tuvo siete hijos, a los que tuvo que pagar manutención. Además de mantener a todos sus hijos, al igual que a dos de sus ex esposas, fue obligado a cederle la mitad de sus activos a su primera esposa, después de que perdió un acuerdo judicial que le permite a la primera esposa quedarse con mitad de la fortuna del marido.
Además de ser dueño de lujosas propiedades, el atleta solía entregarse a sí mismo una dieta de 10 mil dólares al mes, el cual nombraba “dinero para gastar” y que utilizaba para salir a disfrutar con sus amigos.  Al momento de su declaración de bancarrota, Anderson, quien vivió sus momentos de gloria en la NBA con los New Jersey Nets, debía 41 mil dólares en gastos mensuales.
Latrell Sprewell
El veterano de la NBA primero fue conocido por su participación con los Golden State Warriors y su famoso pleito con el entrenador, P.J. Carlesimo, a quien ahorcó durante una discusión. No obstante, esto no impidió que Sprewell haya tenido una carrera exitosa y unas ganancias de casi 100 millones de dólares.
Latrell Sprewell.  (AP Photo/Rich Pedroncelli)
Latrell Sprewell. (AP Photo/Rich Pedroncelli)
Todo terminó cuando al atleta le ofrecieron $21 millones para extender su contrato por tres años más con los Timberwolves, porque este lo rechazó diciendo que el monto era muy poco. Tres años después, agentes federales embargaron su yate porque todavía debía 1.3 millones. En el 2008, el atleta perdió su casa a causa de un embargo porque debía 1.5 millones de la hipoteca. También dejó de pagar las facturas de su compañía de deportes de motor e incumplió otra hipoteca de otra casa por 10 millones de dólares.
Jack Clark en 1987.  (AP)
Jack Clark en 1987. (AP)
Jack Clark
El ex pelotero jugó para varios equipos de béisbol entre los años 1975 y 1992, incluyendo los Gigantes de San Francisco, los Cardenales de San Louis, los Yanquis de Nueva York y los Medias Rojas de Boston. No obstante, en 1992, durante su segundo año con los Red Sox, se declaró en bancarrota.
Tenía unos hobbies bastante caros. Era dueño de 18 automóviles, entre ellos un Ferrari de 717 mil dólares, un Rolls Royce y tres Mercedes Benz de $125 mil cada uno. Cuando se declaró en bancarrota, debía 11 millones de dólares y $4.8 millones en activos. Hoy en día todavía debe 17 de sus 18 vehículos, al igual que medio millón de dólares en impuestos federales y estatales.
Antoine Walkerganó un campeonato de la NBA en 2006. (AP Photo/Lynne Sladky)
Antoine Walkerganó un campeonato de la NBA en 2006. (AP Photo/Lynne Sladky)
Antoine Walker
A pesar de que Antoine Walker tuvo una exitosa carrera en la NBA jugando para los Boston Celtics, Dallas Mavericks y Miami Heat, con los que ganó más de 100 millones de dólares y el título de la liga en el 2006, el atleta se declaró en bancarrota en mayo de 2010, con activos de 4 millones y pasivos de 13 millones de dólares. La declaración incluye una casa de 2 millones de dólares en Miami con una hipoteca de casi $4 millones.
Los problemas de Walker se deben en gran parte a los juegos en los casinos. En 2009, fue arrestado y acusado de pagar 800 mil dólares en cheques sin fondos a tres casinos de Las Vegas.
El jugador tuvo que vender hasta el anillo ganado en las finales del 2006 y ahora vive con sus padres y hermanos en la única casa que le quedó, y por la cual aún sigue pagando una hipoteca.
Evander Holyfield AP)
Evander Holyfield AP)
Evander Holyfield
Además de que el campeón de boxeo generó una fortuna de más de 150 millones de dólares durante su carrera como boxeador, fue también embajador de importantes marcas y apareció en películas y en numerosos programas de televisión.
Esto nos puede causar la duda de cómo alguien de su talla tenía el tiempo para perder dinero. No obstante, la respuesta es obvia: manutención de 11 hijos.
Los bancos embargaron su mansión de 10 millones de dólares. Además, una compañía de jardinería dice que el ex campeón todavía le debe 500 mil dólares por un trabajo hecho en su jardín. Su estimado de ganancias es de 250 millones de dólares durante su carrera como boxeador.

Vince Young
El ex campeón nacional de la NCAA firmó un contrato de 26 millones de dólares con los Titans en el 2006, pero lo perdió todo pocos años después. Young tenía el hábito de gastar cientos de miles al mes, incluyendo 5 mil dólares a la semana en el restaurant Cheesecake Factory. Incluso una vez pidió dinero prestado para prepararse una fiesta de cumpleaños de 300 mil dólares, durante un tiempo en que la NFL no le estaba pagando.
Además de sus gastos superficiales, Young tenía que mantener a cuatro hijos, y en enero de este año se declaró en bancarrota. Actualmente se encuentra desempleado, ya que los Cleveland Browns lo acaban de despedir.
World Cup 1990
World Cup 1990
Diego Maradona
La legenda del fútbol ganó mucho dinero durante sus días practicando el deporte, tanto que llegó un punto donde las autoridades italianas declararon que Maradona debía 37 millones de euros en impuestos, sanciones, cargos e intereses. Este solo pagó 42 mil euros, e incluyó 2 relojes de lujo y un par de aretes, por lo que el año pasado, las autoridades italianas congelaron todos sus activos.
En 2010, Maradona perdió su trabajo como entrenador nacional de Argentina a causa del mal rendimiento de su equipo durante la Copa Mundial. Sin embargo, en 2011, manejó al club de futbol de Dubai, AL_Wasl, donde ganó unos 2.7 millones de dólares, lo que le ha permitido recuperarse, aunque hoy día se encuentra desempleado.
Sheryl Swoopes en el 2006. (AP Photo/Elaine Thompson)
Sheryl Swoopes en el 2006. (AP Photo/Elaine Thompson)
Sheryl Swoopes
Durante su carrera como estrella de baloncesto, Sheryl se ganó tres medallas olímpicas de oro y fue líder en su equipo de las Cometas de Houston, en la WNBA. Además, tenía un acuerdo con Nike por la marca “Air Swoopes” inspirada por Michael Jordan. Swoopes también disfrutó una temporada de ser la cara de la WNBA, pero su suerte no duró mucho.
La “Michael Jackson” del baloncesto femenino fue víctima de confiar en las personas equivocadas (sus agentes y abogados) para que manejaran su dinero. A pesar de haber ganado $50 millones a lo largo de su carrera, Swoopes se declaró en bancarrota en el 2004. En ese entonces debía casi 750 mil dólares.
Curt Schilling AP)
Curt Schilling AP)
Curt Schilling
El ex pitcher de los Red Sox invirtió la mayoría de su fortuna, casi 50 millones de dólares, en una compañía de videojuegos llamada “38 Estudios”. Esta  nunca despegó, por lo que Schilling tuvo que declararse en bancarrota, después de un préstamo de 75 millones de dólares que había pedido para la misma.
Para ayudar a pagar sus deudas empresariales y personales, Curt subastó su famosa media llena de sangre, usada en el juego número 2 de la Serie Mundial del 2004, donde lanzó un partido con una lesión en su tobillo. Schilling había prestado la media al Salón de la Fama de Cooperstown, pero tuvo que pedirla nuevamente para poder recaudar el dinero que necesitaba. Finalmente la media se vendió en más de $92 mil dólares.
Bjorn Borg en1980.(AP Photo/Adam Stoltman)
Bjorn Borg en1980.(AP Photo/Adam Stoltman)
Bjorn Borg
El famoso tenista sueco empezó una adicción a las drogas después de haberse retirado del tenis, razón por la cual su esposa lo dejó. Luego, Borg lanzó una línea de ropa que fracasó miserablemente. No obstante, años después, el tenista se recuperó gracias a una línea de ropa interior y un portal de citas online que comenzó.
Su estimación de ganancias era de 4 millones de dólares, y $4 millones más al año por ser embajador de marcas.
Logró 11 títulos de Grand Slam y llegó a 16 finales, lo que lo ubica cuarto y quinto en los respectivos historiales de la Era Open. Fue campeón de Roland Garros de 1974, 1975, 1978, 1979, 1980 y 1981, y el Wimbledon de 1976, 1977, 1978, 1979 y 1980. También fue finalista de cuatro ediciones del US Open y una vez en Wimbledon.