X RADIO MONTECRISTI EN MUSICA Y NOTICIAS # 1

EL MONTECRISTEÑO Julio Isidor un ejemplo a exaltar en el mes de la Herencia Dominicana en NYEL MONTECRISTEÑO Julio Isidor un ejemplo a exaltar en el mes de la Herencia Dominicana en NY


Nueva York.- El axioma de que el éxito no se logra sólo con cualidades especiales, sino sobre todo con un trabajo de constancia, método y organización, encaja perfectamente en la trayectoria de Julio Isidor, un arquitecto de profesión que al llegar a esta ciudad aplicó sus conocimientos académicos en una rama algo alejada de su carrera y hoy es un hombre de éxitos como Manager General de la reconocida empresa cárnica “Cibao Meat Products”.
Y es que desde esa posición, adquirida con bastantes esfuerzos a través de los años, y quien ha estado sirviendo con su trabajo honrado y obras altruistas a comunitarios, clubes, asociaciones, instituciones caritativas y personas necesitadas, Isidor es un ejemplo criollo a exaltar durante el mes de la Herencia Dominicana, que se inició el pasado miércoles en esta Metrópoli.
Dicha conmemoración instaurada desde enero 2006, entre el 21 de ese mes (día de la Virgen La Altagracia, patrona del pueblo dominicano, hasta el 27 de febrero, día de la Independencia Dominicana), por el entonces gobernador del estado George E. Pataki, mediante una proclamada donde se hizo resaltar “la notable contribución de la comunidad dominicana al estado de Nueva York y a Estados Unidos”.
El profesional, egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), y quien trabajó para varias compañías constructoras en decenas de proyectos en el país caribeño antes de establecerse en territorio norteamericano junto a su esposa Lutzi Vieluf Isidor, actual presidenta de dicha empresa, viene a formar parte de la pujante comunidad dominicana que ha estado en pleno crecimiento, no solo en esta metrópoli, sino en todos los Estados Unidos, según lo ha informado la Oficina del Censo de la Unión Americana.
Es bien sabido que todas las comunidades tienen sus hijos pródigos, categoría que logran alcanzar como una consecuencia lógica del reconocimiento de sus atributos al servicio de la sociedad, y por eso el arquitecto Isidor es visto entre sus compatriotas de la Gran Manzana como un monumento al trabajo, sencillez, honradez y solidaridad, donde miles de dominicanos conocen de su incuestionable conducta humana, espíritu progresista y respaldo a los quisqueyanos en la urbe.
Nacido en Montecristi, este joven emprendedor, padre de cinco hijos: Julio Jr., Jamell, Jaline Gislene, Jasón Germaine y Jeffrey Gaspar; y quien fuera catedrático en las universidades dominicanas Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), y Tecnológica de Santiago (UTESA) llegó a esta urbe en el 1989, integrándose a las diferentes labores internas de la empresa familiar Cibao Meat, propiedad del alemán Siegfried Vieluf, padre de su esposa Lutzi.
Isidor es un promotor del ejercicio decente de la amistad, y en su hoja de vida, como amigo y ciudadano no hay manchas, porque en cada relación deja una estela de bondad que es un sello imborrable en el corazón y la mente de quienes le tratan, coinciden en decir sus viejos amigos, periodistas, políticos, religiosos y profesionales.
Es muy dado a externar sus inquietudes como padre de familia, empresario y profesional, escribiendo para diversos medios de comunicación de circulación estatal y comunitaria.
Sus aportes a obras de bien social a las diferentes comunidades le han merecido reconocimiento por parte del gobernador de Nueva York, David A. Paterson; Concejo Municipal de la Ciudad; Consulado General de la República Dominicana; Comité del Dominicano en el Exterior (Codex); Filial-NY de la Asociación de Cronista de Arte “Acroarte”; Fundación Dominicana de Deportes-NY; Centro Cultural Deportivo Dominicano, Inc; Comité de Prevención de Alcoholismo y Drogadicción; y El Gran Desfile Dominicano de El Bronx, entre otros.
Al reflexionar positivamente sobre los méritos de su trabajo y su impacto en la vida de sus conciudadanos, este montecristeño es una fuente de orgullo entre la comunidad hispana, especialmente la dominicana en Nueva York.
Son muchos los dominicanos que se sienten orgullosos y lanzan un llamado a practicar lo que aconseja la Biblia (Sal. 34:14): “Apártate del mal y haz el bien”. ¡Julio Isidor es un ejemplo a seguir y honra de la dominicanidad en Estados Unidos!, honor a quien honor merece en este mes de la Herencia Dominicana.