X RADIO MONTECRISTI EN MUSICA Y NOTICIAS # 1

Se preguntaba Orlando Gil del Listín Diario, ¿Cómo llegará Danilo Medina a los públicos distantes?‏

Se preguntaba Orlando Gil del Listín Diario, ¿Cómo llegará Danilo Medina a los públicos distantes, a los votantes que serán decisivos en las rondas finales del actual proceso de elecciones?  Sin darse cuenta las respuestas estaban en sus propias palabras, parafraseando en contexto sus argumentos.

¿Cómo llegará Danilo Medina a los públicos distantes, a los votantes que serán decisivos en las rondas finales del actual proceso de elecciones?  La creatividad han sido de los slogan y ya brindaron sus frutos, como hacer ahora para preservarlos sin que se echen a perder, esperamos a que la genialidad asome?  Los candidatos se mueven a fuerza de su espíritu de lucha porque existe el torneo y no queda más alternativa que echar adelante con más voluntad que emoción. Danilo tiene mucho desde el principio, pero no lo suficiente como insiste en convencer su campaña. Si absorbió todo el partido, pero así todo su entusiasmo ¿dónde podría encontrar lo que le falta para asegurar una victoria indudable, para dar el llamado tiro de gracia? De buscar, encuentra dice el dicho.

Ahora, tiene en contra que todas las opiniones apuntan hacia adentro y no hacia fuera. Que se cree que lo que le falta descansa en el liderazgo provincial, el que tienen los que en el pasado reciente alcanzaron los espacios de poder y por lo que se consideran tienen una relación más cercana con el votante y que además de la cantidad han acuñado la calidad estratégica. Entreviendo la  posibilidad de que si lograse consolidarlo, los mismos atraerían la preciada presea.

La verdad que ese problema, si fuera el decisivo, no lo sería tanto si Danilo Medina recogiera las cartas y volviera a barajarlas, en esas provincias donde la selección de las direcciones de campaña representadas desde los coordinadores, los operativos hasta los electorales, no representan en si ni las esperanzas de la militancia y mucho menos la posibilidad de atraer adeptos a su causa, lo que le brindaría la oportunidad de tomar el sartén por el mango y hacer como dice parte de su slogan “Lo que nunca se hizo”.

“Lideres” que en el caso de Montecristi, para citar solo una de las provincias con problemas, donde quienes se encargaron de constituir el comité provincial de campaña, por incapacidad o protagonismo, conformaron el mismo sin considerar los sectores en quienes descansa el liderazgo provincial dentro de su partido y como una secta solo llevaron a las coordinaciones municipales y provincial a las personas ellos entendían eran los “Danilistas” obviando a los demás, como si no fueran necesarios para las mismas.

Entonces si con este tipo de acción no logran atraer a los de su propio partido que pasara con ellos tratando de conquistar a los de afuera y luego convirtiendo estos en voto, la respuesta si seria obvia.

Debe de  reconocer Danilo que sus más devotos adeptos, aunque lo sean en si, son incapaces de sumarle votos a su campaña, debe de reconocer de que los mismos están actuando con soberbia, o falta de información, que no le permitió ver su momento, lo que esas personas podían llevar a la campaña de su líder y ajenos a el tomaron decisiones por separado, que la estrategia debe ser flexible y no una línea recta y dura que no admita modificion, que solo acatarían los que sin un liderazgo firme y por temor a mas retaliaciones aceptarían sin ver aspectos políticos que ahora, al iniciarse la campaña, resultan cruciales.

Para volver a arrancar con todas las brechas internas cerradas se debe aceptar el liderazgo provincial, ayudando a que se mantenga íntegro, que se le otorgue su cuota de poder para que sean ellos quienes hagan los compromisos y atraigan al sector que falte para lograr llegar primero a la meta.

Eso era lo que se imponía desde el principio, que quienes decían llamarse a conformar los equipos provinciales de campaña, lograran constituir una fuerza homogénea, que ahora obligan por su incapacidad a que sea el propio candidato presidencial que venga a hacer el trabajo que ellos no lograron.

 ¿Cómo podrá Danilo Medina conservar lo que tiene o acrecentarlo en la etapa semifinal de la campaña? ¿Buscar hacia fuera o dejar hacer a los de adentro? La verdad que su panorama luce más auspicioso, esperemos su temperamento no lo traicione e impida que las fuerzas internas que apoyan su candidatura desarrollen todo su potencial.

Lea este articulo que he trabajado y reconstruido, para hacerlo llegar a los "Comunicadores de Montecristi" a ver si logramos que otros que aun no se han expresados y otros que si, encuentren en estos elementos más lo que ellos mismos les añadan, un nuevo empuje a lo que hemos estado expresando. Espero por su aprobación.