X RADIO MONTECRISTI EN MUSICA Y NOTICIAS # 1

Rosa Abel Lora: una mujer contra un sistema injusto e indolente

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Tras varios años de intensa lucha en los tribunales, a Rosa Abel Lora le han negado justicia en el sentido de que no ha sido recompensada por la sentencia por manutención que adquirió en el año 2007 en su reclamo contra el padre de sus hijos, el dirigete peledeísta y senador Heiz Vieluff.
Las presiones políticas del entonces Secretario de Estado, Heinz Vieluff, hicieron que su esposa no pudiera ejecutar la sentencia que condenó al dirigente peledeista al pago de 175 mil pesos de manutención por los cinco hijos que procreó con su pareja.
“A mí se me ha negado justicia, porque ¿dónde queda esa sentencia y esos dos años que el señor Heinz Vieluff debió cumplir?”, expresa Abel Lora, quien sostiene que desde el menor tribunal hasta la Suprema Corte de Justicia han ignorado su reclamo y su derecho.
Como el dirigente peledeista no pagó la manutención de 175 mil pesos a los que fue condenado en el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes en el año 2005, la deuda se acumuló a un total de 5 millones 444 mil pesos.

Además, Vieluf fue condenado al pago de un astreinte de cinco mil pesos por cada día que dejó de cumplir la sentencia, pero por las influencias del entonces Secretario de Estado no se puso ejecutar ni el pago de la deuda ni la prisión que establece la norma, según dijo su ex esposa.
“En ese juzgado se hizo una investigación socio económica, él dejó juntar los pagos, entonces cuando salió senador, los abogados de él solicitaron que en virtud de jurisdicción privilegiada enviaran el expediente a la Suprema Corte de Justicia”, explicó Lora.
En el 2007 el expediente fue a la SCJ, porque el funcionario tenía jurisdicción privilegiada, donde el pleno del máximo tribunal redujo la manutención de 175 mil a sólo 75 mil pesos.
No obstante la reducción del pago mensual para mantener a sus hijos, la SCJ no se pronunció en cuanto a la deuda que tenía el político, lo que dejó a la madre en un “limbo jurídico”, porque ni el Ministerio Público, ni los jueces reconocieron la sentencia anterior.
“Ninguno de los dos asumió la responsabilidad de salvaguardar mis derechos fundamentales y de defenderme, sino que los dos evadieron su responsabilidad y me negaron ese derecho”, sostuvo Rosa Abel Lora.