X RADIO MONTECRISTI EN MUSICA Y NOTICIAS # 1

Este sábado hay una pequeña lluvia de estrellas

Ramiro Velásquez Gómez | Medellín

Mapa de noticiasCerrar
En la gráfico de la Nasa se observa el mapa celeste donde estarán las Oriónidas.
En la gráfico de la Nasa se observa el mapa celeste donde estarán las Oriónidas.
Este sábado podrá observarse, donde el cielo despejado lo permita, la lluvia de estrellas de las Oriónidas, un fenómeno ligado a un viejo conocido de la Tierra: el cometa Halley.
El pico máximo se presentará al amanecer de este sábado, de preferencia unas dos a tres horas antesamanecer, pero también podría verse algo domingo al amanecer. de
Un informe de prensa de la Nasa indica que se prevén unos 15 meteoros por hora, lo cual es una buena tasa considerando que las grandes lluvias de estrellas de este año han estado opacadas por la Luna llena, pero en esta ocasión ya pasó y se encuentra en menguante, lo que dará mayor oscuridad a la observación.
Esta lluvia de meteoros recibe su nombre porque parece provenir de la constelación Orión, pero esta lluvia tiene el marco de varias de las más brillantes constelaciones. Los meteoros podrán pasar por Tauro, por los mellizos de Géminis, el león de Leo y Can Mayor, casa de Sirio, la estrella más brillante de nuestro  cielo.
Un aspecto llamativo es que la Luna, con un 35 por ciento, estará en la escena. Eso hará que personal de la Nasa esté pendiente para ver meteoros que caigan en ella, como ocurre con cierta frecuencia.
“Desde que comenzamos el programa, hemos observado más de 250 meteoros que golpearon la Luna”, explicó Bill Cooke, de la oficina de meteoros de esa agencia.
Algunos la golpean con la fuerza de varias libras de TNT. A diferencia de la tierra, no tiene atmósfera y los meteoros caen sin problemas sobre la superficie selenita.
Las lluvias de estrellas o meteoros se dan cuando la Tierra cruza el sendero espacial recorrido por algún cometa en uno de sus acercamientos al Sistema Solar interior.
En este caso cruzará el camino del cometa Halley, que cada 74 a 79 años se asoma por estos lados, desde su hogar, el cinturón de Kuiper. La última vez que pasó fue en 1986. Es el cometa mejor documentado porque es visible a simple vista.
Ya sabe: salga antes del amanecer, mire al cielo, si es acostado sobre una manta mejor, y disfrute contando meteoros. Recuerde que no requiere ninguna ayuda óptica aparte de un par de ojos deseosos de gozar el espectáculo.